esen

Un total de 29 piezas de madera de cedro amargo, que corresponde a 3.53 metros cúbicos fue retenida por funcionarios de la dirección regional del Ministerio de Ambiente (MiAMBIENTE) en la comunidad de Sambú, Darién, luego de comprobar su procedencia ilegal de la comunidad de Santa Rosa y sin una documentación que avalara su movilización en una embarcación en el río Sambú.

Esta medida se tomó luego de una llamada hecha al 311, que denunciaba el traslado ilegal de madera  y que se pidiera apoyo a la Policía Nacional destacada en Sambú para retener la embarcación hasta que los funcionarios de la institución realizara la correspondiente inspección y se rindiera el informe respectivo.
 
Según se comprobara, luego de inspección técnica realizada en la embarcación Elizabeth Herminia, la madera fue introducida con la finalidad de que fuera transportada hacia la ciudad de Panamá desde el puerto de Sambú en el distrito de Chepigana.  Al requerirse la documentación respectiva, fue presentado un permiso de movilización que no sustentaba la procedencia de la comunidad de Santa Rosa, dentro de la comarca de Emberá Wounann.

Según los documentos presentados, la madera procedía de la finca de la persona encargada de la movilización; sin embargo al realizar la inspección se pudo comprobar que la información no se ajustaba a la realidad y que existía una diferencia en los datos suministrados.  Esto constituye una falta evidente a la normativa forestal y su reglamentación

Por tal razón se procedió a abrir un expediente y un proceso administrativo en contra de la persona encargada del traslado de la madera y a la retención del producto forestal.  De igual manera, la dirección regional de MiAMBIENTE  en Darién iniciará una investigación en la comunidad donde se hizo la tala con la finalidad de establecer la magnitud del aprovechamiento forestal y determinar si hay una mayor afectación del recurso.

 

Compartir